Entrar en una sección que se llama “Acerca de mí” puede hacer dudar al lector de su propia identidad.

Decidieron llamarme Alejandro, y yo decidí ser psicólogo.

Desde muy temprano me interesaron tres cosas: la informática, las palabras y la conducta.

Intentar unirlas de manera provechosa me quitó años de vida provocó algún dolor de cabeza. Hasta que lo descubrí fui por muchos caminos que llevaban a otros lugares, pero no al que yo buscaba.

La informática me acercó a la tecnología y a la lógica, experimentando con cualquier aparato que cayera en mis manos. Desde el primer ordenador que me regalaron en los 90, hasta los primeros smartphones y lectores de e-books.

Las palabras me condujeron a la literatura, a leer todo lo que fuera posible (sobre todo ciencia ficción y divulgación) y a creerme escritor más tarde. Escribir es seguir jugando cuando uno crece.

La conducta (la mía, sobre todo) me llevó a estudiar Psicología, que es una ciencia imposible de abarcar ni en dos vidas completas. De esa forma conocí la Experiencia de Usuario (UX), la relación entre las personas y el uso de productos o servicios.

Mezclando lo anterior en una coctelera obtuve mis tres ocupaciones principales:

En mis ratos libres leo, medito, veo cine, practico senderismo y viajo. También hago fotografías.

Para cotillearme un poco más, puedes leer mi Currículum (un tanto peculiar), consultar mi perfil de LinkedIn o contactar por email.

Todo se puede mejorar, incluida esta presentación.